It’s people, stupid! = ¡Es la gente, alma de cántaro!

Días atrás acabé de leer Pan, educación, libertad, el tercer volumen de la trilogía de la crisis de Petros Márkaris – que dicho sea de paso, recomiendo encarecidamente – en el que me encontré este párrafo, enunciado por un viejo comunista a su amigo, a quien conoció siendo éste uno de los policías que lo guardaban en las cárceles políticas de la dictadura de los coroneles:
Mira, comisario. Yo me junté con los comunistas porque me dijeron que luchaban por una sociedad más humana. Lucharon durante setenta años hasta que, buscando la humanidad, se descuidaron de las cifras y se hundieron. Ahora vivo en una sociedad que busca las cifras y descuida a las personas. Esta también se hundirá. ¿Qué haces cuando tienes una gran empresa que se va a pique? Salvas lo que puedes y empiezas de nuevo con una tiendecita“.
 
No me impactó la frase porque la crea a pies juntillas, que tengo muchas dudas sobre la humanidad que buscaban los comunistas, sino por lo que tiene de simetría.

Conozco a muchas personas que ponen a la gente tan en su foco, que les tapa la realidad. Por citar un ejemplo, he asistido a algún debate sobre la Renta Básica Universal en el que se discute cuanto debería pagarle la sociedad a cada ciudadano, por el hecho de serlo, pero ninguno en el que alguien se haya levantado y explicado cómo se va a financiar. Buscan la humanidad descuidando las cifras.
 
En el otro extremo podemos poner a cualquiera de los gobiernos europeos, pero por motivos de inquina personal pondré en primer plano al nuestro, al gobierno mariano. Cada vez que hablan de economía recuerdo la cita de Confucio “cuando el sabio señala la luna, el necio mira el dedo”.
 
La Luna son las personas: los millones de familias españolas en situación de pobreza, los parados, aquellos que pierden su vivienda y quedan con una deuda terrible que jamás podrán pagar, quienes se ven abocados a ese exilio exterior que es la emigración desde el exilio interior de la desesperanza…
 
El dedo son los indicadores macroeconómicos: PIB, competitividad, déficit, productividad, prima de riesgo. Nuestros (más o menos) electos próceres De Guindos, Montoro, Sáenz de Santamaría, y por supuesto Rajoy, no quitan ojo del dedo.
 
Obvian – no creo que sea por descuido, sino por intención – que los indicadores sólo sirven para señalar si la cosa va bien o mal, pero en absoluto pueden sustituir al objeto de la economía, que somos nosotras, las personas. De la misma forma que los otros – comunistas o no – olvidan que de nada sirve procurar por las personas con las mejores intenciones mientras se descuida todo lo demás. Que poco alimenta soñar con tortillas.
Cierra el párrafo mencionado una frase de gran calado: “¿Qué haces cuando tienes una gran empresa que se va a pique? Salvas lo que puedes y empiezas de nuevo con una tiendecita. Y aquí deberíamos estar, financiando modestamente los bancos a través de las personas y no al revés, que ni funciona ni funcionará. Ayudando a los desempleados, y no esperando que los grandes empresarios renuncien benévolamente a mayores beneficios para crear empleo. Manteniendo las pensiones de quienes nos mantuvieron a nosotros, y no cogiendo el dinero del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para garantizar el pago a los inversores foráneos. Por ejemplo.
 
Porque si los gobiernos miran el dedo, los financieros ni siquiera están presentes. Que para eso ya tienen a los gobernantes.
Anuncios

Gracias por dejar un comentario. Nota que no se aprobarán aquellos que superen las 250 palabras, o contengan afirmaciones no demostradas. Por ejemplo, si afirmas que la madre de algún miembro del gobierno ejerce la prostitución, tendrás que aportar pruebas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s