Opinando de política

Eso que dicen que es política, y que no practicaban los idiotas (en el sentido griego de la palabra).

Carta abierta al compañero líder de Castilla la Mancha

Apreciado compañero Secretario General del PSOE de Castilla-la Mancha, Presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla-la Mancha, y otras cosillas, ¡republicanos saludos![1]

(más…)

Anuncios

Carta abierta a Pedro Sánchez (155 mediante)

Apreciado (que no estimado[1]) Pedro.

He recibido del PSOE una misiva sin firma en la que se repite palabra por palabra el mismo mensaje que emitió ayer sábado 21 el Presidente del Gobierno, ese al que dijiste en campaña que echarías del poder. Bueno, que sepas que te escribo para decirte que para este viaje no necesitábamos alforjas. (más…)

Para ser feliz lo mejor es ser idiota. Lo dijo Sigmund Freud.

Mamá, quiero ser idiota

Nota del administrador: hemos recibido una consulta en el buzón del extinto P.Baladring, pero al no figurar éste último entre los vivos (alabado sea el Señor por ello) no hemos sabido darle respuesta. Os rogamos por lo tanto ayuda y comprensión para este atribulado ser.

——————————————-

Dijo el sabio en perfecto latín “cogito, ergo sum”. Tengo que decirlo: ¡y un truño como el puño! Si el señor Descartes hubiese sido sincero, habría dicho “pienso, luego no tengo vida social, mis compañeros de trabajo se ríen de mí y me putean, y sólo me hace caso gente más friki que yo”. Presumo que eso era más difícil de traducir al latín, así que soltó la primera idiotez que le vino a la boca. Y ahí quedó la tontería de “pienso, luego existo”.

De modo que he investigado sobre el tema, y he decidido ser un idiota. O mejor, quiero ser el idiota. El máximo exponente de la idiotez en mi esfera social. Perdón, de mis coleguis, que esfera social queda muy de listillo.

¿Qué tiene eso que ver con la mención a mi madre en el título? Nada. Es tan sólo que estoy en la fase de aprendizaje y de vez en cuando se me va la olla. Pero mi objetivo es ser de mayor como el jardinero Mr. Chance, un clásico:

Paciencia, que ya voy al grano. De entrada, habría que aclarar qué es un idiota, y qué no es. (más…)

Super-baladres descansando de la mudanza

Los mutantes están aquí…

Sabida la elevada espiritualidad de mi carácter, forjado en la religión tradicional de toda la vida de Dios, y de mi gran fe, tan grande que hay quien la toma por credulidad, he sido desafiado por un infame provocador. De seguro rojo y un tanto ateo, por más señas.

El caso es que, por lo que se entiende, hubo un timador de nombre Randi que anduvo por el mundo desenmascarando a timadores, cómicos de la legua, y otras gentes de mal vivir. O sea, puteando a la competencia.

Randi, El hombre que recorrió el mundo humillando y desmontando a pseudocientíficos y fenómenos paranormales

“Hubo un tiempo donde un hombre luchó contra los mutantes en el planeta. Un tipo que le demostró al mundo que no existen los X-Men fuera de Marvel y, estaba tan convencido de ello, que ofreció un millón de dólares a quien pudiera demostrar sus poderes paranormales. Esta fue la gran obra de James Randi.”

Hasta ahí, vale: un timador hípster que practicaba la competencia desleal. Pero va el tipo ese ¡y se mete con los mutantes! Y por ahí no paso, que mutantes, haberlos haylos. Así que me he documentado a fondo[i] y aquí paso a relatar lo hallado, para desasnamiento de incrédulos, y regocijo de creyentes.

Pero empecemos con una miaja de historia para los jovenzuelos ignorantes. En el principio fueron los súper-héroes de la post-guerra de mediados del siglo pasado. La de Franco no, que ese era parte de otra avanzadilla mutante[ii], la guerra que ganaron los yanquis. (más…)