cultura

Así somos: los malos samaritanos

Estoy seguro de que en ocasiones habéis contemplado las acciones de una pandilla, o escuchado las palabras de alguien, y os habéis sorprendido, o incluso escandalizado, porque chocan violentamente con las normas sociales tal y como las entendemos. Por ejemplo cuando pensáis en la inhibición de los testigos de una agresión que no reaccionaron hasta que ésta acabó, o en quienes vivieron en una dictadura y nada hicieron para para ayudar a las víctimas de turno.

Existe una rama de estudio del comportamiento humano muy interesante que intenta explicar estos fenómenos y predecir comportamientos, muchas veces contrarios a cualquier intuición que pudiésemos tener a priori: la psicología social. Encontraréis casi tantas definiciones como sicólogos, pero la que aquí nos interesa es aquella que entiende el mundo como una construcción social en un entorno histórico concreto, en la que no existen verdades absolutas, ni nuestras acciones están predeterminadas. Para situaros os recomiendo el cortometraje que adjunto, un tanto dramático para mi gusto pero más entretenido de lo habitual en el ámbito de las ciencias sociales.

En este artículo me centraré en el ejemplo que describía mi introducción: por qué no somos en general buenos samaritanos, o por qué el buen samaritano es la excepción.

Allá voy.

(más…)

Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (III): creando cultura popular

En el primer artículo de esta serie describía el efecto de los cambios introducidos a contrapelo en el sistema electoral para asegurarse la mayoría absoluta. En una segunda parte explicaba cómo el Partido Popular había eliminado de la escena aquellas instituciones que habrían tenido la capacidad de supervisar su acción de gobierno. Tuve que improvisar una adenda para explicar la tropelía que se pretende cometer con la elección de alcaldes, aun siendo consciente de que con ello me salía del ámbito castellano-manchego. En este tercer, y por ahora último artículo con permiso de nuestros ínclitos gobernantes, quiero dejar constancia de que la manipulación más profunda y descarada se ha perpetrado en el ámbito cultural, y que éste es el factor que permite todo lo demás. Así somos. 

El bipartidismo PP-PSOE ha gobernado Castilla-la Mancha sin interrupción desde 1982, siendo entonces el Presidente electo de la Comunidad José Bono, el dirigente socialista menos sospechoso de izquierdismo, nada menos que hasta 2004 ininterrumpidamente. Claramente no es ésta una tierra amante de innovaciones, ni tendente a asumir riesgos políticos. El Partido Popular lo sabe, y hace todo cuanto esté en su mano, aparcando valores éticos y morales, para permanecer en el poder ahora que por fin lo ha alcanzado. Y con más énfasis cuando la actual Presidenta María Dolores Cospedal García ha descubierto lo muy rentable que puede llegar a ser la política.

Ambos partidos explotan cuatro herramientas valiosas para controlar el voto y la acción ciudadana. Y menciono tanto a PP como PSOE, porque éste fue el primero en sembrar, que una cultura no se instaura en unos pocos años, son necesarias décadas.

(más…)