gobierno

Nunca suficientemente alabado P.Baladring.

Verás, yo soy actualmente un desempleado, votante de derechas de toda la vida, del Partido Popular ahora, de Alianza Popular anteriormente, y de Franco si se hubiese presentado a unas elecciones.  Comprenderás pues que mi vergüenza me empuje a ocultarme tras el anonimato de un seudónimo.

Me corroe una duda que no me permite ni rezar un rosario sin perder el oremus: ¿tiene razón el rojazo de mi vecino del 1º- B cuando afirma que España siempre ha sido un país de izquierdas? Y en caso de ser cierto, ¿acabaremos teniendo un gobierno marxista-social-demócrata-liberal-populista-chavista que nos conducirá al negro abismo de la república roja?

Gracias anticipadas sapientísimo engendro.

Orapro Nobis. (más…)

(Apocalíptica) despedida y cierre.

Este blog ha ido evolucionando a trancas y barrancas desde el viejo blogspot abierto allá por 2012, que recogía artículos escritos para la radio local y alguna que otra presentación técnica. Ha llegado el momento del cierre por diversos motivos, entre los que destaco la escasez de tiempo para escribir propuestas originales más allá de la estricta opinión, y – todo hay que decirlo – la falta de motivación en vista de la pobre acogida que tienen esos artículos que tanto me cuesta escribir.

Tras un período de reflexión que anuncié en su momento, he decidido suspender por tiempo indefinido mi actividad en este espejo virtual. De vez en cuando puede ser que alguna barrabasada de nuestros nunca suficientemente denostados próceres me empuje a escribir algún reniego, o que mi alter ego P.Baladring se digne tomar el control de mi hastiada mente, pero poco más cabe esperar.

Aunque si bien el blog ha tenido pocos seguidores, estos me son queridos, así que dejaré el dominio en su versión gratuita baladring.wordpress.com a partir de septiembre por si acaso alguien quiere recuperar datos de algún escrito. Es lo menos que puedo hacer por quienes me han soportado – en ambos sentidos – durante estos años.

No hubiese sido cortés dejar el blog sin despedirme y librar una última pieza para quienes tienen a bien leerme, así que aquí estoy con aquello que más me complace, aunque no lo haya prodigado tanto como debiera: plantear temas para la reflexión y un cierto debate interior.

Antes de iniciar la lectura, recomiendo esta genialidad del Intermedio para poner las emociones en situación.

(más…)