mutantes

Super-baladres descansando de la mudanza

Los mutantes están aquí…

Sabida la elevada espiritualidad de mi carácter, forjado en la religión tradicional de toda la vida de Dios, y de mi gran fe, tan grande que hay quien la toma por credulidad, he sido desafiado por un infame provocador. De seguro rojo y un tanto ateo, por más señas.

El caso es que, por lo que se entiende, hubo un timador de nombre Randi que anduvo por el mundo desenmascarando a timadores, cómicos de la legua, y otras gentes de mal vivir. O sea, puteando a la competencia.

Randi, El hombre que recorrió el mundo humillando y desmontando a pseudocientíficos y fenómenos paranormales

“Hubo un tiempo donde un hombre luchó contra los mutantes en el planeta. Un tipo que le demostró al mundo que no existen los X-Men fuera de Marvel y, estaba tan convencido de ello, que ofreció un millón de dólares a quien pudiera demostrar sus poderes paranormales. Esta fue la gran obra de James Randi.”

Hasta ahí, vale: un timador hípster que practicaba la competencia desleal. Pero va el tipo ese ¡y se mete con los mutantes! Y por ahí no paso, que mutantes, haberlos haylos. Así que me he documentado a fondo[i] y aquí paso a relatar lo hallado, para desasnamiento de incrédulos, y regocijo de creyentes.

Pero empecemos con una miaja de historia para los jovenzuelos ignorantes. En el principio fueron los súper-héroes de la post-guerra de mediados del siglo pasado. La de Franco no, que ese era parte de otra avanzadilla mutante[ii], la guerra que ganaron los yanquis.

Esos Súper-tipos ya tienen una edad, y se dedican a sus cosas de jubilados. No están para salvar mundos, sino para recordar dónde dejaron las pantuflas.

superheroes-jubilados-1024x640

Luego vino la segunda generación de súper héroes, allá por los ochenta, jovenzuelos ellos y ya algo mutantes. Pero con el tiempo se humanizaron y empezaron a preocuparse por cosas más de andar por casa.

funny-marvel-superhero-action-figure-hrjoe-131

Quiero dejar claro por tanto que esto no va de súper-héroes irradiados, de otro planeta o que les ha picado un bicho. No. Este artículo trata de los mutantes que están entre nosotros, tratando de pasar desapercibidos para gobernar el planeta.

Y no, no hablo de los siesos licinciaos éstos.

X-Men tachados

Yo hablo de los mutantes de verdad, de los que hacen maravillas que apenas logramos entender. Pongamos que hablo de…

(más…)