soberbia

¿Qué tiene el PP contra las personas desempleadas?

En noviembre de 2011 el Partido Popular ganó las elecciones generales que le dieron la mayoría absoluta del Congreso con casi 11 millones de votos, y del Senado con más de 26 millones de votos a candidaturas de este partido[1]. Por entonces la EPA[2] recogía 5,2 millones de parados, de lo que cabe deducir que muchos desempleados confiaron en las élites conservadoras – probablemente sin ser conscientes de que eran también neoliberalesy extractivas– para reconducir la situación en la que España se encontraba. El mensaje electoral del Partido Popular en campaña fue “Súmate al cambio”, pero no hubo tal cambio, hubo caída continuada del empleo hasta sumar los 5,9 millones de parados al final de 2013.

(más…)

Anuncios

¿Por qué Europa? (III) Las opciones del gobierno

Una vez revisado los cambios en los contextos sociales e internacionales, analizo en este post las opciones de las que dispone el gobierno, entendido en sentido amplio: el consejo de ministros y su presidente, pero también los partidos políticos de los que se nutren. Pero el primer paso, es sin duda, observar la extracción social de las personas que lo componen para anticipar sus posibles reacciones y tendencias, sus lealtades e intereses, su identificación social. Vamos con ello.

(más…)

It’s people, stupid! = ¡Es la gente, alma de cántaro!

Días atrás acabé de leer Pan, educación, libertad, el tercer volumen de la trilogía de la crisis de Petros Márkaris – que dicho sea de paso, recomiendo encarecidamente – en el que me encontré este párrafo, enunciado por un viejo comunista a su amigo, a quien conoció siendo éste uno de los policías que lo guardaban en las cárceles políticas de la dictadura de los coroneles:
Mira, comisario. Yo me junté con los comunistas porque me dijeron que luchaban por una sociedad más humana. Lucharon durante setenta años hasta que, buscando la humanidad, se descuidaron de las cifras y se hundieron. Ahora vivo en una sociedad que busca las cifras y descuida a las personas. Esta también se hundirá. ¿Qué haces cuando tienes una gran empresa que se va a pique? Salvas lo que puedes y empiezas de nuevo con una tiendecita“.
 
No me impactó la frase porque la crea a pies juntillas, que tengo muchas dudas sobre la humanidad que buscaban los comunistas, sino por lo que tiene de simetría.

(más…)

La Portavoz del Gobierno, los 520.000 parados sancionados, y el pecado de soberbia

 

No conozco personalmente a la señora Soraya Sáenz de Santamaría, que uno es un pringado que indudablemente no merece tal honor,  pero tengo la percepción de que es una de esas personas superdotadas para algo que acaban llegando a la conclusión de que lo son para todo, y cualquier cosa que salga de su boca es la Verdad con Mayúsculas. (Sin mencionar el aroma a azufre que me inspiran sus iniciales SSS, aunque en esto probablemente haya algo de paranoia injustificada.)

 

Pertenece a un cuerpo de élite del funcionariado, el de Abogados del Estado.
Tan integrada está, que se casó en Brasil, por lo civil, con un colega y una vez en el poder se ha ido rodeando de compañeros de profesión. 
Es la jefa de máquinas que está trabajando con habilidad para que la cúpula del partido Popular mantenga su condición de élite extractiva instalada, no sólo en las arterias políticas del Estado, sino que también en las grandes empresas sistémicas. Las famosas puertas giratorias que llevan de la Administración Pública a la gran empresa, y viceversa. Y ya de paso sus cónyuges, sobrinos y sobrinas, y otros parientes en general.

Hablemos ahora de los supuestos malhechores.

(más…)