política

Mi opinión: la propuesta roja y radical de Pedro Sánchez.

Últimamente siento una notable desmotivación hacia la lectura de documentos políticos, sin embargo estos días han aparecido comentarios de nobles señoritos (AKA “Barones”) del PSOE poniendo a caldo una propuesta de Pedro Sánchez:

Lambán: “Ayer vimos una versión de Pedro Sánchez absolutamente roja y radicalizada

Bono: “…hizo amago de llegar a un entendimiento con Podemos. Allí ya me disgustó

García-Page: “…para gobernar España no puedes reinventarla ni ponerla patas arriba por ganar cuatro votos en el PSC o en otros partidos

Fernández Vara: “Ese modelo de país, de sociedad y de partido no es el del PSOE”

A Pedro Sánchez le reconozco su honradez manteniendo la negativa a apoyar al PP, y su habilidad para evitar la jibarización del PSOE como le ocurrió al PASOK, pero ahí acaban mis alabanzas. Sin embargo, cuando los nobles señoritingos utilizan argumentos tan chabacanos, tiendo a sospechar que algo bueno debe haber hecho la víctima de los improperios.

De modo que me he leído el documento de Pedro Sánchez y he creído interesante publicar mi opinión al respecto, por si a alguien ayuda. No voy a entrar en los apartados programáticos, porque pueden cambiar notablemente de aquí a las próximas elecciones, en su lugar centraré el foco en las reformas propuestas en la organización del  partido y las motivaciones que llevan a ellas. Porque alegue lo que alegue la nobleza, cuando se queja será porque, en realidad, ve amenazado el gobierno de su Ínsula Barataria.

Si os apetece, seguid leyendo el artículo en el que resumo mis impresiones, o si preferís construir una opinión de primera mano, visitad el original:

psoe-nueva-socialdemocracia

(más…)

El pajarico y la nieve: un cuento y tres moralejas

Como estamos en época preelectoral – once again! – y estoy hasta la boina de propaganda, os contaré un cuento con moraleja(s).

Estaba un pajarico en su nido esperando a sus padres, que habían salido a buscar comida (o quién sabe si al mitin del Partido Pajaril, más conocido como PP), cuando empezó a nevar. Y cayó nieve, y siguió cayendo, hasta cubrir el suelo de un inmaculado color blanco.

El pajarico, que nunca había visto la nieve de cerca, se lanzó inconscientemente desde la rama y se puso a corretear muy contento. Al cabo de un ratico empezó a sentir frío y quiso volver a su nido, sin encontrarlo. Y empezó a notar el frío, mucho frío, muchísimo frío – tanto que hasta los manchegos, además de arrimarse a la estufa, la encendieron – hasta quedar encogido en el suelo sin ser capaz de moverse.

Acertó a pasar por allí una vaca que, compadecida del pobre pajarico, descargó una gran y caliente boñiga sobre el avecilla. El pajarico entró rápidamente en calor, sacó la cabeza fuera de la boñiga, y muy contento se puso a piar.

Atraído por los trinos se acercó un zorro que delicadamente cogió al pajarico por el cuello, lo sacó de la boñiga, lo sacudió hasta que quedó limpio, y lo engulló.

————————-

Esta historia tiene, al menos, tres moralejas:

La primera es que no siempre quien te cubre de mierda te quiere mal.

La segunda, que no siempre quien te saca de la mierda te quiere bien.

Última y más importante, que cuando estés cubierto de mierda, mejor no digas ni pío.

————————-

Y como soy un adicto a quedar mal con los amigos, no me resisto a dirigirme con estas moralejas a esos partidos con dirigentes carismáticos que, más que asambleas, círculos, o lo que se tercie, acaban teniendo clubs de fans:

Aceptadlo: no todo el que os critica os quiere mal, no pretendáis denigrar a los gruñones a la categoría de casta, ni fusilarlos (según sea el ideario del club).

Asumidlo: no siempre las brillantes estrategias de vuestros dirigentes, especialmente cuando se autodefinen como líderes, pretenden sacaros de la mierda con buen fin.

Y en lo que a mí respecta, no pienso decir ni pío hasta que pasen las elecciones y tengamos gobierno, sea éste el que fuera, o fuese. Total, ya estoy con la mierda al cuello, pero una vez te acostumbras al olor tampoco se está tan mal.

Magos y trileros de la desigualdad

Analisis de la desigualdad en EEUU y de las distintas opciones en la carrera presidencial

Publicado originalmente en el blog de Economistas Frente a la Crisis.

Mi subtítulo de cosecha propia: “No es la economía, ¡es la política, cabrones!

Origen: Magos y trileros de la desigualdad

Hasta aquí hemos llegado. Y ahora, ¿qué haremos al respecto?

Esta es una de mis frases favoritas. Cuando llego a una revolución de sobremesa (o alzamiento en cañas, pero éstos suelen ser menos sangrientos) en la que los comensales despotrican sin tasa de los gobiernos que fueron y son, me encanta esperar un rato y entonces dar un puñetazo sobre la mesa y exclamar “¡Hasta ahí podríamos llegar!, y ¿qué habéis pensado hacer al respecto?”. Nueve de cada diez conversaciones se van al garete y mudan de tema. No estoy seguro de si eso me complace porque me frustran los revolucionarios de café, copa y – cada vez menos – puro que sólo saben quejarse, porque desde que estoy a régimen tengo cada vez peor carácter, porque soy un mal bicho, o por todo ello junto y revuelto. Tampoco me sorprende que cada vez me inviten menos, pero esa parte la tengo asumida, por eso creé este blog.

Sea como fuere, escribo en el día previo a la entrada en vigor de la conocida ley Mordaza, y toca cambiar de estrategia. Así que este post va de reflexiones varias y alguna conclusión que se desprende de todas ellas, en lo que a mí se refiere.

Mientras tanto, y por si algún despistado no sabe de qué va la Ley Mordaza, dejaré que lo cuenten los de nosomosdelito.net que tienen mucho más arte que yo.

(más…)